12/6/11

Correspondencias

Estos días, la editorial Eterna Cadencia ha publicado la correspondencia inédita entre Walter Benjamin y Gretel Karplus (que luego se convertiría Gretel Adorno, mujer del célebre filósofo alemán) durante los años treinta del siglo XX. Una oportunidad increíble para acercarse a la biografía y los detalles íntimos de una de amistades intelectuales más interesantes yproductivas de la primera mitad del siglo. Como sucede después de la lectura de cualquier correspondencia del pasado, tras observar la brillantez, minuciosidad y esmero de cada una de las cartas, uno toma de conciencia de que este tipo de comunicación y lo que supuso para la cultura de toda una época ya se ha perdido para siempre.


El e-mail, nuestra forma más extendida de comunicación escrita (por no hablar del sms o los comentarios en Facebook o Twitter), ya no posee el rigor y la elaboración que convertía a las cartas en pequeñas piezas literarias. Por eso a veces, tras leer este tipo de libros, como al protagonista de la última película de Woody Allen, le entra a uno nostalgia del pasado y se da cuenta de que nunca se publicará la correspondencia entre nuestros intelectuales del presente. No tendría mucho sentido publicar los “E-mails completos” entre tal y cual pensador. O quizá no haya otro medio.

Quizá en el futuro, cuando sea necesario reconstruir una amistad intelectual, se tenga que acudir a los registros de comunicación escritos que son contemporáneos. Quizá los doctorandos del futuro tengan que entrar en Facebook para reconstruir la vida y las fluctuaciones del pensamiento de la figura a la que dediquen su tesis doctoral. Quizá tengan que hacer una recopilación de los diferentes “qué estás pensando”, de los comentarios recibidos y realizados, o incluso de los “me gusta” y de los grupos a los que estaba suscrito del personaje en cuestión. Cosas más raras se han visto.

[Publicado en La Razón, 10/06/2011]

3 comentarios:

P.Mogica dijo...

En referencia a cosas que se olvidan. http://www.papelenblanco.com/creacion/el-cafe-como-sitio-idilico-para-escribir?utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter

mahn dijo...

Muchas gracias por el enlace. Lugar perfecto para escribir. Hay cosas que nunca cambian.

Anónimo dijo...

Me gustó muchísimo Midnight in Paris, romántica y con un estupendo casting, mi favorita siempre fué Manhattan pero ésta es genial. Sobre la correspondencia es verdad,ahora que lo pienso perdí a una amiga cuando dejé de escribirle cartas...qué cosas.

(... Marta)