14/10/09

Sebreli

Preparando las clases de mañana sobre el primitivismo en la vanguardia, vuelvo otra vez sobre un libro de Juan José Sebreli y me quedo de nuevo aprisionado entre sus páginas. Me pierdo en él durante unos minutos. Releo algún pasaje. Y comienzo a sentir la necesidad de afirmar que Las aventuras de la vanguardia (el arte moderno contra la modernidad) es el libro que más ha transformado mi visión del arte del siglo XX.

Con algún que otro fallo históriográfico, este libro sigue siendo una de las joyas de la historia del arte moderno. Llegué a él por pura casualidad. Lo encontré en la Biblioteca de la Universidad y desde entonces su visión de la modernidad y la cultura moderna se me ha hecho tan cercana que ya creo que la he adoptado como propia. La modernidad como un tiempo racional y secularizador frente al cual se enfrenta el arte moderno: irracional, esotérico y reaccionario. Otro libro más reciente, El olvido de la razón (un recorrido por la filosofía contemporánea), explora esa misma irracionalidad en el pensamiento "avanzado" del siglo XX.

Creo que el pensamiento de Sebreli no se ha valorado como debiese. Este pensador argentino es, sin duda, un outsider, una figura que no tiene lugar dentro de los cánones del pensamiento o la historia del arte occidental. Algunos incluso lo consideran un amateur. Pero para mí es un cartógrafo de la modernidad. Su postura es clara y contundente: una especie de macro-modelo de lectura que nos ayuda a poner las cosas sobre el mapa. Un mapa que, desde aquí, seguiré a pies juntillas. Y es que, aunque no lo quiera, ya lo he introyectado tanto que no podría caminar hacia otro lugar diferente del que indica.

5 comentarios:

monet89 dijo...

Saludos, he comenzado a leer a Sebreli en Las aventuras de la vanguardia, el arte moderno contra la modernidad, a decir verdad está muy bien traído, gracias por la indicación, será de gran ayuda.
Mario A

FB dijo...

Hay, sin embargo, alguien en España que siempre ha encomiado a Sebreli como merece. Alguien además de no poca influencia social: Arcadi Espada. Por él lo conocí yo, y en cuanto salió leí El acoso a la razón. En efecto es discutible. Todo lo es. Pero sus argumentos de fondo, y muchos de sus detalles, en verdad que no te dejan igual. (Tras se libro, en concreto, es difícil seguir dándole tanta bola a Heidegger. Pero seguimos...)

FB dijo...

En fin, quería decir El olvido de la razón...

Anónimo dijo...

Fantástica la biblioteca. Parece diseñada por el que le hizo a Murnau los decorados del Gabinete del doctor Caligari...

Wunderk dijo...

¡Desde luego! Es una imagen fantástica.