26/7/09

Cosa mala

El viernes fui a ver Imago Mortis. Sabía que la película me iba a decepcionar, pero no imaginaba cuánto. Me interesaba la cuestión de lo que llaman la tanatografía, la idea de que en la retina se queda grabada la última imagen que ve una persona antes de morir. Una imagen que, a través de un procedimiento "oculto", y tras sacar los ojos del cadáver, se fija en una placa como si fuese una fotografía. Como digo, el problema de fondo prometía. Pero, como suele ocurrir con estas películas pretenciosas, el desarrollo es un disparate. Y se queda en una mezcla mala de Tesis, Los crímenes de Oxford y El orfanato. Cosa mala. Mala hasta decir basta. Imago Encima.

4 comentarios:

Antonio Rentero dijo...

¿De maratón o ni siquiera?

Athena dijo...

Ni siquiera. Bueno, si nos pilla con ganas de cachondeo y sacar chistes...

Antonio Rentero dijo...

Vamos, que sí :-D

Ángela Rufete dijo...

Conclusión perfecta XD