11/4/09

Sísifo

Casi me acabo de dar cuenta de que estamos en Semana Santa. No he cortado ni siquiera jueves y viernes. Supongo que esto luego me pasará factura. Las vacaciones son un tiempo de pausa necesario, y cuando no se aprovechan, al final uno se acaba agotando. Pero es que se me vienen encima marrones varios de los que tengo que salir como sea. Es la piedra de Sísifo. Cuando uno cree que ha llegado al final, vuelve rodando hasta abajo y hay que empezar a moverla de nuevo. En fin, habrá que ir acabando las cosas poco a poco, y sobre todo, idear estrategias para que subir la piedra sea más fácil y cueste menos trabajo. Supuestamente esto debería de ser así, ya que la piedra, con el tiempo se tendría que ir desgastando con el rozamiento. Sin embargo, la piedra actúa como una bola de nieve, cada vez es mayor, y cada vez estamos más cansados para subirla de nuevo.

2 comentarios:

Leandro dijo...

La piedra que hizo rodar Sísifo, es ahora la piedra angular

Tigretón dijo...

Mi abuelo paterno decía que "cuando perdiz, perdiz, y cuando penitencia, penitencia" Así que si, en tu caso, "tocaba penitencia", pues penitencia (máxime en Semana Santa, es lógico). No sé cuándo te tocará perdiz ;) , espero que pronto.

Ah!, Mahn, cada vez me va gustando más el Mac. Se lo "traga" prácticamente todo (incompatibilidades de hardware ninguna de momento, y encima rapidez), ver una película es una gozada, para edición de foto y vídeo va genial (¡me veo editando vídeos pendientes de ello de hace años!) y textos bien, y de momento sencillo.

Ahora Windows me parecerá algo arcaico... Mañana cuando coja el PC en la oficina seré yo el Sísifo...