23/1/09

Perdidos

Ha vuelto Lost. Después de una larga espera, anoche, por fin, llegaron los dos primeros capítulos de la quinta temporada. He disfrutado como un enano. Se me llena la mente de elogios. Fantástica, excepcional, magistral, sublime (con todas las implicaciones). Sin temor a equivocarme, tengo que afirmar que muy pocas series en la historia de la televisión han llegado al nivel de complejidad y tensión narrativa que tiene esta producción de J. J. Abrams. Y ahora, tras cuatro temporadas, la cosa cada vez está más complicada. Yo lo único que comienzo a tener claro es que el humo negro de la isla es el que sale de la cabeza de los guionistas. Cabeza que, como siga la cosa así, no tardará mucho en comenzar a calcinarse.

4 comentarios:

Ramón Monedero dijo...

Me remito a lo dicho en el blog de Athena. Y yo que no he visto un solo episodio de "Perdidos"...

Athena dijo...

Ni yo de "Los Soprano". Bueno, nos pusimos a ver el primero y no lo aguantamos. Cuestión de gustos, supongo.

F.M. dijo...

Creo que la serie terminará con Jack despertándose en la cama y descubriendo que todo ha sido un sueño. Me parecería un final cojonudo.

Athena dijo...

Ahí, copiando de "Los Serrano". Que no se diga.