16/9/08

Demasiado tarde para volver

Entre las cosas agradables que me esperaban a la vuelta de China, una de las que más me ha alegrado ha sido comprobar que ya ha salido mi librito de microficciones para la biblioteca del tranvía, de cuya presencia ya informé aquí hace unos meses. Aunque se trate de un libro mínimo, una pequeña tontería, lo cierto es que me hace ilusión. El libro, que va a ser regalado en los transportes públicos de la ciudad de Murcia, está compuesto por los microrrelatos que he ido publicando en el blog, la mayoría de ellos remozados y acicalados para la ocasión. El tono sigue, como no podía ser de otro modo, mi pesimismo habitual. Sólo espero que nadie se lo tome en serio. Aquí os dejo uno de muestra.

Déjà vu
Todo le recordaba a algo. Estaba harto de sentir siempre las mismas cosas, el mismo trabajo, los mismos bares, las mismas mujeres, los mismos problemas... La misma rutina, una y otra vez, el hastío más absoluto, el eterno retorno de lo mismo... la condena de algún dios perverso. Por eso se introdujo la pistola en la boca, cerró los ojos y apretó con fuerza el gatillo. Tuvo la sensación de haber muerto en otro momento.

7 comentarios:

Josef dijo...

¿Y cuando dices que empezarán a darlo en el transporte público? Para hacerme con uno y ponerte a caldo con la crítica claro:P

Un saludo. A ver si te vieramos esgrimir una espada este año.

Tsuki dijo...

¿Cuando empiezan a darlo? al menos tendré una buena razón para subirme al bus...

Leandro dijo...

Enhorabuena. Que sea sólo el principio. Aunque, no sé, tengo la sensación de que el principio fue en otro momento

Anónimo dijo...

Hola, y para los que vivimos lejos de Murcia ¿nos tendremos que conformar con entre leerte a través de la pantalla? curiosamente una iniciativa tan placentera no me lo puedo imaginar en la que aspira a ser "capital cultural europea"...

Antonio Rentero dijo...

¿Y para los que no usamos transporte publico?

Mandale unos cuantos a Diego Marin o algo que te hagamos gasto, chacho...

supersalvajuan dijo...

Lo buscaremos y veremos el resultado.

Likuid dijo...

Me uno a la e-petición: deja algunos en Diego Marín. Por favor, dedicados. ;)