10/8/08

Touché

Hoy hemos disfrutado como niños con la competición de esgrima. Desde bien temprano, hemos estados pegados a la tele como si nos fuera la vida en ello. Al final, José Luis Abajo (Pirri) ha logrado la medalla de bronce, la primera en la historia de la esgrima española, y la número cien del medallero olímpico para nuestro país. Ha sido emocionante a más no poder. Y sobre todo nos ha vuelto despertar la pasión por la espada. Pase lo que pase, este año me reengancho al noble arte de la esgrima. Seguro que mis rivales lo agradecerán; pocas veces se enfrentarán a un blanco tan evidente.

Un momento de la semifinal

3 comentarios:

Ramón Monedero dijo...

te he dicho que yo tengo el título de monitor de esgrima?

mahn dijo...

Ah, con que eras tú quien lo tenía??

Antonio Rentero dijo...

Yo quiero, yo quiero...

A todo esto, mahn, ¿Angel está en tu grupo de tiradores?

Os habríais descojonado oyendo ayer a mi madre mientras daban la noticia en la tele... decía "pero será imbécil ese tío", y señalaba a la tele... "¿como se le ocurre ponerse eso en la espalda".

Le aclaré entre risas que nuestro flamante campeón de esgrima no denigra nuestro país, es que casualmente la unión de su apellido y su nacionalidad hacen que en su espalda se pueda leer

ABAJO
ESP

:-)