19/7/08

Vampiros

Acabo mi primera lectura chorra del verano, Ya estamos muertos, de Charlie Huston (Alianza), una novela de vampiros neoyorkinos contemporáneos. Prácticamente me la ventilé entera ayer en el tren Madrid-Murcia y me ha parecido más que entretenida. Lo más interesante, sin lugar a dudas, es la visión que el autor nos da de los vampiros, que en lugar de ser villanos de ultratumba vinculados con lo paranormal, son ahora víctimas de una enfermedad, de un virus que los transforma en seres atormentados y condenados al mundo de la noche. Ahora los vampiros se organizan en sociedades y tienen una forma de vida ética y civilizada, incluso con asociaciones de gays y lesbianas.

Como digo, me ha parecido una novela correcta y, teniendo en cuenta que no hay que pedirle peras al olmo, puede servir de buena introducción a la novela de ficción contemporánea, donde los verdaderamente monstruosos son los humanos, que, por cierto, son los únicos que creen en fantasmas y entidades oscuras, ya que los vampiros se caracterizan por su escepticismo ante estas criaturas. Es cierto que aparecen zombis, pero también son producto de una bacteria, como sucede en 28 días o en gran parte del cine de terror contemporáneo. Sin lugar a dudas, se ha producido un cambio de paradigma en el imaginario del terror, y se ha pasado del enigma de lo desconocido al cientifismo de lo evidente, de lo demoniaco al tubo de ensayo.

8 comentarios:

Daniel Gamper dijo...

Hola Miguel Ángel, nos conocimos en Barcelona en la Fundación Suñol.
Lo que escribes en las últimas páginas de tu post me lleva a pensar en la definición de "ciencia ficción", que consiste en imaginar futuros hipotéticos que tendrían su explicación a posteriori a partir de un eventual progreso de la ciencia en una dirección determinada. Bajo este prisma son muchas las novelas que aparentemente no son de ciencia ficción, pero que sí lo serían desde este punto de vista.
No sé. Tal vez no tiene sentido lo que digo.
Está bien tu blog.
Saludos desde Barcelona

Leny dijo...

estoy más que contenta con esa nota que me has puesto :)
feliz verano, señor profesor

mahn dijo...

Querido Daniel, estoy totalmente de acuerdo contigo. Lo interesante es que mucha de la literatura y el cine de terror, que antes tenía tintes paranormales, ahora se está convirtiendo en "ciencia ficción" según esa definición que tú das. Quizá el cambio que se ha producido es de lo "inexplicable" a lo "versosímil", pues ésta es en el fondo la cuestión que guía a la ciencia ficción.

Leny: me alegro que estés tan contenta. Ha sido un placer haberos tenido como alumnos.

v.vicens dijo...

Hola Migel Angel.
Cómo estas?. Te prometí que te haría alguna visita a tu blog y comentar algunos de tus post. Bueno tu blog ya lo visité hace meses y comentaríos hago hoy el primero, quizás por que tocas un tema interesante como el de los Vampiros.
Como amante del cine el terror y la ciencia ficción son mis grandes pasiones.
El libro es correcto, no?. Pues supongo que la película será un bodrio si ya cuando el libro genial la película siempre se queda por debajo imagínate en este caso.
Para película intimista y autentica Drácula con Gary Oldman, es básicamente un cúmulo de sensaciones.
Que te parece Blade Runner?.
Estamos en contacto.
Por cierto te he agregado a mis lista de amigos en el blog.
Un fuerte abrazo.

Antonio Rentero dijo...

Efectivamente mucho genero de terror se esta convirtiendo en ciencia-ficcion por esa mania de encontrarle explicacion creible a todo.

Creo que posiblemente nos daria mas miedo aquello para lo que no encontramos explicacion, como las criaturas de "Monstruoso" o "La niebla" (la nueva, la de Frank Darabont).

Darth Vader tb daba mas miedo cuando no sabiamos que era el padre de Luke y que antes habia sido un niño que ganaba carreras de vainas y un adolescente que primero llevo una trenza y luego andaba todo el dia cabreado pq no le dejaban hacer lo que queria.

Indiana Jones dijo...

La decadencia de Darth Vader la firmó por duplicado y compulsado Geroge Lucas cuando lo puso gritando al cielo !¡Noooooooo! Lamentable. Pero en general, si, estoy con vosotros, hay que dar la explicaciones justas. Una peli de serie B como "Jeepres Creepers" era muy correcta pero desencantó a los que esperaban un "Screan" porque introducía el género fantástico sin remilgos y además, no daba prácticamente explicaciones del origen del monstruos. Muy bien hecho.

Galder Reguera dijo...

Yo tengo que confesar, al hilo de lo que comentas, Miguel, que esta especie de asunción de lo-otro que supone este giro de la literatura y el cine de terror en el que vampiros, zombies y espectros son seres ávidos no de sangre, sino de amistad y comprensión, no la soporto. Ataca las bases mismas de la ficción de terror. Hay tópicos que deben respetarse para no atentar contra el género que tratamos. Por ejemplo: un vaquero no puede entrar al saloon y pedir un zumo o agua porque hace calor y lleva horas en su caballo y es lo que le apetece. No, joder, ha de pedir un whisky, porque si no la historia se sale de los parámetros con los que el western ha crecido y comienza a devenir una parodia, pardójicamente, por intentar imitar a la realidad y no ceñirse a lo establecido en la ficción.
Con los seres sobrenaturales sucede algo parecido. A fuerza de la tendencia de asumir al otro, nos encontramos con fantasmas buenos que solo quieren ayudar (Los Otros, qué bodrio), vampiros que aman (Drácula de Coppola, ¿desde cuándo ama Drácula? ¿Quién coño es Elisabeta?), etcétera. Y así, a fuerza de hacer cine de terror política y éticamente correcto, más parecido a lo real que a lo imaginado, nos hemos cargado el género.
Ahora ves una buena película de miedo en el cine y el de la silla de al lado pregunta en alto "¿Pero por qué nos atacan los extraterrestres?" y dan ganas de contestarle que porque son extraterrestres, joder. Esto es como la escena de "Mediterráneo", cuando uno de los soldados pregunta al sargento Carusso por qué grita, y él responde. "Grito porque soy el sargento, y los sargentos gritan desde que el mundo es mundo"...
En fin, un abrazo, Miguel, y a ver si hablamos un día de estos.

Antonio Rentero dijo...

MENOS MAL que alguien más ve ridículo que Drácula se enamore!!!!

Creo que la frase más patética de la Historia del Cine es "he atravesado océanos de tiempo para estar junto a tí".

¿Drácula romántico? Los cojones.

La peli se tenía que haber llamado "Dracula de Coppola" y no "Dracula de Bram Stoker". En la novela el conde es repulsivo, huele mal, es desagradable y nadie cae rendido a sus pies ni el se rasa el pecho para ofrecer su sangre en comunión.

Dicho lo cual, el resto de la peli es EXCELENTE.

Sobre ese "NOOOOOOOOO" de Darth Vader ya sabes que a mi me encanta... es demasiado tópico, pero es que los topicos están para usarlos, como bien apunta Galder Reguera.

Cuando hace "El jinete pálido" o "Sin perdón", Clint Eastwood conserva los manierismos típicos y tópicos del cowboy, efectivamente no va a entrar al Saloon y pedir una Coca-Cola Zero o un vaso de limonada.

Vader tiene que adoptar esa pose, caricaturesca casi, pq es el paradigma del alma atormentada del futuro malo malísimo. El plano es antológico precisamente pq no tiene miedo en usar y hasta abusar del cliché. Vader es en sí un cliché.