20/7/08

La décima sinfonía

En dos tardes me meto en el cuerpo La décima sinfonía, una novela de Joseph Gelinek sobre la supuestamente desaparecida décima sinfonía de Beethoven. No es tan mala como me había imaginado. Es más, he aprendido una barbaridad. Y sobre todo se me ha despertado de nuevo el gusanillo de la musicología. Aparecen, por supuesto, los masones y los Iluminati de rigor, algo que en los últimos tiempos se ha convertido en un ingrediente indispensable para toda novela de misterio. Además, el autor firma la obra con pseudónimo, algo que también aumenta el misterio y el enigma de la novela.

Como digo, el libro no llega a estar del todo mal, lo cual no quiere decir que lo recomiende. Quizá me he sumergido en estas lecturas rápidas con más estómago del que imaginaba. Escribir un thriller (un buen thriller) es mucho más difícil de lo que habitualmente uno piensa. Se requiere oficio y planificación. Eso hace que la mayoría acabe en desastre. Aquí al menos se mantiene la cordura, y, aunque haya algunos saltos injustificados de la historia, y se deje mucho de la trama al azar, al menos hay cierta coherencia.

Si estos días me enfrasco en esta lectura rápida de ficción es sobre todo para poder observar estructuras y formas de escritura. Y eso se ve más claro que en ningún lugar en la literatura de consumo. Además, tras leer estas cosas, me entran unas ganas terribles de ponerme a escribir y hacer un libro en condiciones. Lo que ocurre es que, después intentar hacerlo, me doy cuenta de que me falta lo esencial para hacer un libro de estas características. Y lo esencial no es otra cosa que paciencia, eso que nunca he tenido.

3 comentarios:

Txus dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Tras los primeros 5 minutos -pag. 23-, tiré el libro y no pude reprimir exclamar en voz alta: "¡vaya mierda!".Pero lo cierto es que he acabado disfrutando con la lectura interactiva: mientras leía, iba buscando en youtube las piezas y composiciones aludidas e incluso ampliaba datos que me interesaban en la red. He aprendido mucho. Lo más interesante del libro son las informaciones que te proporciona, el reenamoramiento de Beethoven- aunque en mi caso poco más cabía; compré el libro por eso-, y todos los conocimientos de musicología que te proporciona. De otro lado, la historia no deja de ser entretenida y bastante coherente. En definitiva, cuatro tardes muy agradables!... Por cierto, ¿alguna idea sobre la identidad de Joseph Gelinek?

aflacaysasa dijo...

Leí en una blog que el escritor es Máximo Pradera

http://www.elcultural.es/blogs/la_papelera/7/El_lado_oscuro

Jose Maria dijo...

Decir que me he leido el libro no esta del todo mal a lo mejor esta un poco rebuscado pero ni de coña es una mierda lo que pasa es que no podeis opinar de lo que no entendeis, tal vez algunos de vosotros no tengais un conocimiento suficiente para comprender la musica desde dentro, desde el autentico corazon, la verdad es que a mi me ha gustado y el que me resulto sublime fue "El violín del diablo" realmente saca ideas de donde no las habia visto nunca.