27/4/08

Sin olvidar a Satie

Como el dolor no me ha dejado salir a la calle, este domingo he dedicado un poco de tiempo a tocar el piano. Paradójicamente, es la única postura en la que no me duele el costado. Así que he decidido componer alguna cosilla y grabarla. Es una especie de banda sonora imaginaria para El bebedor de lágrimas. Veinte piezas, una para cada poema. Esta primera se titula "Todas las noches (Sin olvidar a Satie)". Superando todos mis miedos y complejos, y siendo consciente de que lo mío es más la escritura que la música, os dejo aquí una muestra desnuda de lo que he perpetrado.

13 comentarios:

fernando castro flórez dijo...

querido Miguel Ángel, muy bueno tu pasaje musical en el que resuena Satie pero también cierto Nyman. No deja de sorprenderme tu versatilidad. Ojalá vuelvas a colgar alguna otra pieza pianística porque son muy bellas. He disfrutado de tu sutileza después de ver que teníamos, para siempre, perdida la liga. Pero aunque el Barça no levante cabeza siempre tendremos un momento para gozar de la melancolía. Sobre todo gracias a la música. tu amigo.

Anónimo dijo...

Gracias por este regalo de composición.
Da igual tu técnica compositiva, lo mas importante es que has conseguido el fin de la música, recrear el ambiente.

Ariadna.

Fram dijo...

Me ha gustado por partida doble: por la delicada pieza y por saberte satiniano.

Hay un disco de José Gonzales titulado Sólo Piano, que supongo conocerás, de recreación de Satie con ciertos tuneados mmusicales deliciosos.

Salú-2.

Jaume dijo...

del eufemismo "manos al teclado" del último mensaje, al revuelo de mariposas en la boca del estómago al oir tu composición, ...( no era angustia ni ansiedad), era un despertar emocionado de la ternura y la sensibilidad; la tuya.
Gracias por el regalo.
Tuyo Jaume.-

P.D. Nunca dieron tan de sí unas botas rojas y un partido de futbol!!

taun dijo...

A sido maravilloso este pasaje.
A mi me encanta Satie. Este bellisimo pasaje me ha recordado mucho a su fino piano. Desde luego tenemos un músico en potencia en No(ha)lugar.

Me has dejado patidifuso. Ha sido increible.

Espero impaciente la segunda entrega.

Anónimo dijo...

No sé qué decir. Pero tenía que decirlo.

Gracias perpetruas.

sushi de anguila dijo...

Lo que empezó siendo un bálsamo para el espíritu, la compra del piano, va a terminar por consagrate como artista multidisciplinar de postín...Enhorabuena por ese temazo que te has marcado...pero, aunque tire piedras contra nuestro tejado, no caigas en la ingenuidad de colgar estas muestras de tu talento en la red...que hay mucho pirata suelto, y no sólo se meten con los atuneros vascos!!!
Un abrazo lleno de admiración...tiembla, Nyman!!!

Antonio Rentero dijo...

:-O

Sólo puedo agradecerte que compartas esa belleza con nosotros. Fascinante...

Sólo digo una cosa dijo...

Es genial poder escuchar qué suena ahí, desde aquí, en ninguna parte.

Ya sé qué es el goear, el myspace y el emule, pero leer tu reflexión acompañada de esas notas tan próximas engachadas con un imperdible lo hacen tan especial, que es como leer una receta y poder saber a qué huele o sabe.

Un saludo afectuoso,

SDUC

mahn dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios y palabras, que traslucen cariño por encima de cualquier otra cosa. Pero si seguís por ese camino corréis el peligro de que siga subiendo música al blog y, al final, vuestros oídos pagarán caros los elogios.

En cualquier caso, os agradezco mucho, de verdad, los comentarios. Siempre seré un músico frustrado. Esto es algo que he tenido claro desde que dejé la música por las letras.

Antonio Rentero dijo...

A esa vida hemos venido a na más que "de" sufrir y "de" padecer, así que por mí encantado de sigas "castigándonos".

Leo dijo...

Muy sutil, melancólica, reflexiva... Me ha gustado mucho :-)

hidden dijo...

Preciosísimo, joder. Me has dejado anonadado.