9/3/08

El todo de la nada

Durante un momento, está el cuerpo. Es poco, pero es algo. Un lugar. El cuerpo sin vida, inerte, falaz. Es poco, pero algo hay. Un hogar cerrado, clausurado. Un origen desvanecido.

Durante un momento, el cuerpo es lo que queda. En el cuerpo está todo, aunque ya no quede nada, aunque sea sólo un cuerpo.

Luego, el cuerpo deja de estar. Y entonces llega la nada. Y la nada no es nada más que nada. Ausencia pura. Inasible, intangible, inimaginable.

Luego, algo más tarde, el cuerpo que ya no era nada deja de ser del todo. Y sólo queda la nada. La nada donde está el todo.

Y es el todo el que nos abruma. El todo de la nada… que revienta la memoria y hace trizas las palabras.

---

5 comentarios:

MLL dijo...

Descanse en paz.

El lenguaje no es estéril: y las lágrimas son necesarias. (Eso lo sé yo, lo sabemos o lo sabremos todos.) Un abrazo.

Fram dijo...

"No me acostumbro. Solo se acostumbra una a acostumbrarse". Mi madre, expresando como se sentía a los pocos meses de morir mi padre.

Anónimo dijo...

hace relativamente poco que navegando llegue a tu blog...

siento que mi primer comentario sea para decirte lo mucho que lo siento...

se me agotan las palabras en estos casos...

rocio

Anónimo dijo...

La muerte nos acompaña de nuestra propia concepción y sin embargo no nos identificamos con ella, es una extraña que siempre nos coge de sorpresa, algunos como tu, en tan duras circunstancias eres tan capaz, que escribes, hablas e incluso esbozas esa sonrisa social de compromiso, otros como yo nos bloquemos en una frase, un gesto o un recuerdo, lo siento seré de otra madera, ni más buena, ni más mala, simplemente de otra.
Cuando miraba el cadáver de tu madre a través del cristal, entro en mi cabeza una poesía que tenía olvidada hace más de medio siglo y que todavía hoy machaconamente ocupa mi pensamiento, es aquella castellana de Gabriel y Galán “Lo inagotable” .
Se que no tiene mucho que ver, que no encaja, pero mis neuronas mandan y repiten las primeras estrofas… de rodillas delante de la fosa donde se pudre el…………… y sigue.

emilionavarrofranco

Anónimo dijo...

miguel,te acompaño en tu dolor, ha sido una persoña que nos ha dejado huella a todos aquellos que la queriamos tanto. Se ha quedado con un trozito de mi corazon, nunca olvidare todos esos momentos tan felices me hizo vivir esa ternura que me hizo sentir muchas veces en mi vida, era su sobrina especial, animo para todos vosotros, y recordar todo lo bueno que ha dejado aqui. Besos RemediosNavarro