3/2/08

Crímenes

Vengo del cine de ver Los crímenes de Oxford, película que también se podía haber títulado Los crímenes de Alex de la Iglesia. Cosa mala a más no poder. Aunque la ramplonería del argumento sea achacable a la novela en la que se basa, la adaptación es deprimente. Un ritmo imposible, unos personajes planos, unas historias sin fuste, un plano secuencia totalmente pretencioso y fuera de lugar... Hacía tiempo que no me indignaba tanto. Sobre todo al compararla con lo que he visto esta tarde: el primer episodio de la cuarta temporada de Lost. Eso sí que es ficción en estado puro. Una serie de verdad, y no la serie de acertijos para tontos basados en unas matemáticas avanzadas de primero de la ESO.
----

2 comentarios:

taun dijo...

Pero, ¿nadie te advirtió de semejante fechoría fílmica?

Ademas, qué puedes esperar de la ecuación: Frodo Bolson + Matemáticas.

La raiz cuadrada sale negativa.

Antonio Rentero dijo...

No me seáis elitistas, diantre, que los alumnos de ESO y los adultos-LOGSE tb tienen derecho s sus "Péndulos de Focault" adaptados a sus handicaps funcionales...

Además, se le ven las tetas a la Báitlin... ¿qué más queréis, hombres de Dios?