22/1/08

Post Fiesta

He comenzado este post con la intención de hacer un comentario exhaustivo de la fiesta del pasado viernes en el CENDEAC, pero me acabo de dar cuenta de que aún no me encuentro con fuerzas. Llevo dos días de resaca, y la razón no es sólo que llegase a casa a las nueve de la mañana con el periódico debajo del brazo y seriamente perjudicado por alcoholes varios. La resaca está causada por la semanita de desvelos para que la fiesta saliese bien.

Mil congresos sobre Feyerabend prefiero organizar antes que una fiesta. Lidiar con dj’s, grupos alternativos y técnicos de sonido es más difícil que cualquier comentario a la Fenomenología del Espíritu. Pero aún así, parece que las más de seiscientas personas que asistieron al evento lo pasaron bien, incluso aunque no comprendieran algunas de la acciones que sucedieron durante la noche, sobre todo aquella en la que un señor calvo con barba subía una y otra vez a una escalera intentando hacer que un proyector funcionara correctamente.

Os copio la crónica que publicó al día siguiente el diario La verdad. Ignoro si fueron así las cosas, porque un servidor no sabía si estaba en una fiesta o en "Si lo sé no vengo".



EL CENDEAC COMPLETA AFORO


Con el aforo completo, el Centro de Documentación y Estudios Avanzados de Arte Contemporáneo (Cendeac) dio comienzo a su quinto aniversario-performance en el Nuevo Garaje y al filo de la media noche.

Dirigidos por un escuadrón de guerrilleros rojos que enarbolaban desde sus carteles «subversivos» fusiles-bandera con el lema 'Piensa', batallones de jóvenes fueron entrando el viernes por la noche a las barricadas instaladas en la entrada de la sala Nuevo Garaje (Murcia) para participar de uno de los objetivos primordiales del Cendeac desde su fundación: crear ciudadanos pensantes con la duda como motor.


Para promover la reflexión, que tanto para el consejero de Cultura, Pedro Alberto Cruz, como para el director del Cendeac, Miguel Ángel Hernández-Navarro -los anfitriones de la fiesta- es un acto subversivo en un mundo en el que parece que está prohibido pensar, la provocativa fiesta de cumpleaños estuvo cargada de intervenciones y detalles conceptuales.

Globos blancos y rojos repartidos por el suelo y el espacio. Bebidas servidas por gorilas en probetas de laboratorio. Performances de artistas como la de uno de los fundadores de La Fura dels Baus Marcel.lí Antúnez, que transformó el Nuevo Garaje en una sucursal del espacio exterior a través de su espectáculo audiovisual Transpermia e interactuando con su Dreskeleton en proyección y sonido; o la mexicana Erika Trejo, que con Ingressive apostó por la simbiosis con el público y la reivindicación del papel de la inmigración y, en concreto, de la mujer inmigrante. Videoproyecciones de artistas murcianos (y/o residentes). El espectáculo electrónico-punkarra de La Ultravioleta Experience. Y la sesión del videodj Nono, que con una proyección sobre el medio ambiente y los recursos naturales anunció el venidero Festival SOS 4.8, que la Consejería de Cultura ha programado para el próximo mayo y que se presentará en Fitur en Madrid. Estos fueron los ingredientes necesarios para que el propuesto motín antisistema se prolongara hasta horas casi indecentes


---

3 comentarios:

Hugo dijo...

Mírelo por el lado bueno, gracias a esa crónica usted sabe exactamente cómo fue la fiesta.

Tigretón dijo...

Y yo que no fui y tengo resaca (del sábado, la falta de entrenamiento). Me agradaría que dijeran que se me echo en falta, pero... Mi ausencia, por lo menos por el número de asistentes, no se notó en absoluto.

La próxima MAHN no me la pierdo, pero invítame, please.

taun dijo...

Si, ciertamente, el viernes pasado fue un día propicio para el festejo y la bebida. La constelación de Dionisio se debió alinear.

Yo llegué a las 11.30 a mi casa, justo a tiempo para salir hacia la academia de inglés a hacer un examen oral.

Felicidades por este vuestro, suyo, tuyo y nuestro 5º aniversario de la relacciones con el CENDEAC.