9/12/07

Tareas

Intento aprovechar el puente para ponerme al día. Me senté el jueves por la mañana al ordenador y apenas me he levantado. Son las dos y media de la madrugada del sábado y no le veo fin a esto. Las cosas atrasadas me acosan. He adelantado mucho, pero todavía me queda. Había demasiadas cosas esperándome. Me siento como Sísifo, pero cada vez me cuesta más trabajo llegar a situar la roca en la cima de la montaña. Y a veces me pregunto si no sería mejor dejar de intentar moverla.

---

1 comentario:

Antonio Rentero dijo...

En esto de mover montañas lo mejor es dejarle la tarea a Mahoma, y que vaya él o que venga ella.

Eso sí, ¿has pensado alguna vez en la cara de susto que se le quedará a Mahoma el día que llamen a su puerta, se asome por la mirilla y vea que es la montaña?

Por nadie pase...