Tradumática

Y sin embargo, desde hace unos días, te recuerdo con intensidad. En Barcelona, sin saber por qué, algo en mí temió –y deseó– encontrarte por casualidad. Y entonces recordé un tren, una catedral, un museo, unos patricios romanos, una noche de tormenta, una buhardilla, unas notas de despedida. Algo más que eso. No sé, probablemente sólo temí encontrarte.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un mes

Un lunes

Segunda persona