30/12/06

Perseguido

Miró hacia atrás y vio que ya nadie le seguía. Entendió entonces que jamás podría dejar de correr.